Home España
  Soluciones
Productos
Centro de Servicios
Actualidad
Acerca de nosotros
Contactos   España
 
Actualidad  
 
Newsletter Archiv
 
 
Actualidad y noticias
 
 
Ferias
 
 
Eventos
 
 
La revista para el cliente
 
 
Aplicaciones de clientes
 
 
 Un GIS para la gestión del Ciclo Integral del Agua
 
 
 Inventariado de redes en el Ayuntamiento de Alfaro
 
 
 Un Leica Zeno 20 en el corazón de la RAP
 
 
 Láser escáner aplicado a líneas eléctricas
 
 
 Sistema GNSS de guiado para el replanteo de pilotes
 
 
 Sistema GNSS de guiado y control de empuje de un tablero
 
 
 Auscultación automática de pantalla de pilotes
 
 
 Sistemas de auscultación Movimiento de pilas de un viaducto
 
 
 Sistemas de auscultación Pantalla de pilotes La Farinera
 
 
 Sistema de Control de Fallas Presa de Cortés de Pallás, Valencia
 
 
 Control de las Convergencias en Túneles
 
 
 Control de movimiento de chimeneas industriales
 
 
 Control de taludes de mina a cielo abierto
 
 
 Sistemas de auscultación LAV Ave Hospitalet-Sants, Barcelona
 
 
 Sistemas de auscultación Movimiento de pilas de un viaducto
 
 
 Estación de metro Mercado Central, Valencia
 
 
 Sistema GNSS de alineación de piezas de tablero
 
 
 Explorando la ciudad subterránea
 
 
 Construyendo el canal del S. XXI
 
 
 Visita Virtual Interactiva San Juan de Duero
 
 
 Montaje de superestructura en la entrada del AVE en Valencia
 
 
 Lanzamiento de un viaducto en tiempo real
 
 
 La UPC en los Campeonatos del Mundo de Natación, Manchester 2008
 
 
 Estación de Referencia en la nueva Torre de Control del Puerto de Barcelona
 
 
 Túneles de Guadarrama
 
 
 Grupo Comsa con Leica GRP
 
 
 Leica en los túneles de Atocha
 
 
Acuerdos y convenios comerciales
 
 
Proyectos de investigación I+D
 
 
Promociones especiales
 
 
Recursos y contenido
 

Leica en los túneles de Atocha

Guiado de Maquinaria
La extensión del hormigón en el segundo Túnel de la Risa, la segunda conexión subterránea entre las estaciones de Atocha y Chamartín, se ha convertido en una obra de referencia debido al uso de una extendedora con sistema de guiado 3D de Leica Geosystems. Francisco González Binocha, Jefe de Topografía del Túnel, nos explica en este artículo el proceso de la obra.
La segunda conexión Atocha Chamartín responde a la necesidad de descongestionar el túnel ahora en funcionamiento y la Línea 1 del Metro entre Atocha y Sol y reducir los transbordos en las estaciones de Cercanías y Metro de Atocha.  La  conexión  se  realizará mediante un túnel que discurre al oeste del  conocido  como  Túnel  de la Risa, y que enlazará con la red de  Metro  en Sol-Gran Vía, Alonso Martínez y Nuevos Ministerios; en concreto con las líneas 1, 2, 3, 4, 5, 6, 8 y 10. Se  prevé  en el nuevo túnel una  frecuencia de 24 circulaciones a la hora por sentido.

La obra ha sido realizada por la UTE Dragados Texa y cuenta con un presupuesto de 70 millones de Euros. El Jefe de topografía del Túnel decidió utilizar una extendedora con sistema de guiado 3D en detrimento del habitual extendido de hormigón por encofrado. Buscaba un sistema rápido y efectivo dentro de un túnel, “el mejor sistema es una extendedora, porque no tienes suficiente espacio para tirar cables y tener a un regimiento de gente. El túnel es estrecho, tiene 7,20 metros de ancho y si deben pasar los camiones no puedes encofrar. Buscamos un sistema fácil y fiable.

El sistema de medición LEICA LMGS-S V 4.2
Para realizar la obra, González Binocha eligió la extendedora Wirtgen SP 500 LMGS-S V 4.2 y el sistema de medición LEICA LMGS-S V 4.2. Dos estaciones robotizadas de Alta Precisión TCA 1201 realizan en tiempo real y simultáneamente mediciones de las coordenadas de dos mástiles solidarios al chasis de la máquina que junto con los datos de pendiente de dos sensores de inclinación doble (x/y) consiguen posicionar con total precisión la superficie del molde que extiende el hormigón.

Los datos de posición (X,Y,Z) de cada prisma reflector de 360º, son enviados por dos radio-modems al ordenador robusto con pantalla táctil de la máquina en el cual el software de guiado compara la posición del molde teórica con la posición real, calculando unas correcciones que son enviadas independientemente a cada pata hidráulica de la máquina.

Cada una de las patas reacciona independientemente subiendo y bajando la posición del marco de la extendedora a la vez que las correspondientes orugas tractoras y directoras giran horizontalmente para dirigir la máquina a su posición planimétrica. Este ciclo se repite varias veces por segundo lo que permite verificar la correcta posición de la máquina  cada 2-3 milímetros de desplazamiento  del molde dependiendo este dato de la velocidad de la máquina.

La guerra con la entendedora y los hormigones
El aprendizaje de este sistema 3D duró un día. “Es fácil y no tiene dificultad”, comenta González Binocha. “Después, la guerra es con la entendedora y con los hormigones.  Hicimos cinco o seis pruebas de hormigón y llegamos a una dosificación añadiendo plastificantes. Pero el hormigón no es una cosa continua.”

Las claves del sistema de guiado
Esta es la primera obra en la que se utiliza un sistema de guiado 3D con una entendedora dentro de un túnel. Estas herramientas son muy útiles, pero exigen que la topografía se haya diseñado bien. Y para González Binocha, el 50% del éxito en el sistema de guiado fue la perfección en el diseño. “Con una precisión muy buena en la poligonal, los problemas en el guiado se minimizan, más aún con este sistema, que yo considero que todo topógrafo debe aprender para minimizar errores en la obra”.

Asimismo, y gracias al sistema de Leica Geosystems junto con la extendedora, los tiempos de producción se reducen drásticamente. “Hemos extendido entre 90 y 100 metros por día. “Si lo hubiéramos hecho manualmente necesitaríamos tener a un regimiento dentro del túnel”.

Cada día algo nuevo
En esta obra, todos los elementos estaban a prueba. Debido a las dimensiones del túnel, la entendedora se movía sobre tres patas (el hormigón extendido hacía las veces de cuarta oruga) con los consiguientes problemas para el movimiento de la máquina. En la extensión del hormigón optó por desplazarse 5mm hacia la dovela y compensar el desplazamiento, cosa que si se hubiera hecho en exteriores hubiera sido más fácil. Un día los radio-modems de las estaciones motorizadas decidieron no transmitir (se solucionó apagando y encendiendo de nuevo los equipos)… Al ser una obra de condiciones únicas, González Binocha asegura que podría escribir un libro explicando los problemas y las soluciones utilizadas para realizar esta obra de referencia. De cualquier manera, el Jefe de Topografía del Túnel destaca que, en cuanto al sistema de guiado, en cualquier duda o escollo encontró el apoyo de Leica Geosystems apoyándolo. 

El Túnel de la Risa
El apelativo de túnel de la risa con que se conoce al actual subterráneo que une Atocha y Chamartín data de 1930. Según cuentan los cronistas de la época, cuando el ministro socialista Indalecio Prieto comenzó en 1933 a construir el túnel, la prensa cercana a la derecha satirizó el proyecto por creerlo imposible.

La prensa lo llamó el tubo de la risa y también el metro de don Inda. Tan discutida fue la construcción del subterráneo que hasta José Antonio Primo de Rivera, en un discurso pronunciado el 12 de noviembre de 1933 en Cádiz, dijo: "Nos han minado Madrid con un tubo que se llama el tubo de la risa, pero que quizá sea una vez más el tubo de la afrenta, porque va a servir para que pasen por debajo de nuestra Península, hacia trincheras que no nos importan, las tropas coloniales de cualquier país vecino".
El tubo acabó siendo realidad y denominándose túnel de la risa. El nuevo túnel es conocido como el segundo túnel de la risa.

Destacados
La segunda conexión Atocha Chamartín responde a la necesidad de descongestionar el túnel ahora en funcionamiento y la Línea 1 del Metro entre Atocha y Sol y reducir los transbordos en las estaciones de Cercanías y Metro de Atocha.

Esta es la primera obra en la que se utiliza un sistema de guiado 3D con una entendedora dentro de un túnel. Estas herramientas son muy útiles, pero exigen que la topografía se haya diseñado bien.

Gracias al sistema de Leica Geosystems junto con la extendedora, los tiempos de producción se reducen drásticamente. “Hemos extendido entre 90 y 100 metros por día. “Si lo hubiéramos hecho manualmente necesitaríamos tener a un regimiento dentro del túnel”.

Al ser una obra de condiciones únicas, González Binocha asegura que podría escribir un libro explicando los problemas y las soluciones utilizadas para realizar esta obra de referencia.